Feria de la Cereza de Caudiel

Camarín de la Virgen

El camarín de la Virgen del Niño Perdido es un extraordinario ejemplo del barroco valenciano, realizado entre 1701 y 1704, atribuido al arquitecto Juan Bautista Pérez Castiel, que fue el maestro más destacado del primer barroco valenciano. Actualmente se encuentra restaurado gracias a la LLum de la Memoria, celebrada a finales del año 2018 y principios del 2019.

Es la estancia más extraordinaria de todo el conjunto de la iglesia parroquial San Juan Bautista de Caudiel. De planta de cruz griega y brazos poco resaltados, sobrecogen las tallas de estuco que forman guirnaldas, querubines, cartelas, copetes, hojarascas y cintas que revisten paramentos y entablamentos, pechinas y cúpula.

Destaca por su riquísima decoración sobrecargada y sobresale de manera fastuosa el retablo, pues todo él está decorado en oro.